Leo, leo… ¿qué lees? (VI)

“Quien escribe, construye un castillo; quien lee, pasa a habitarlo” (Silvana Duboc)

meautomedico_escribo

Cada dos por tres…seis. Ya van seis entradas hablando de mis experiencias literarias, y las que me quedan, mientras mi tiempo libre me lo permita, claro. Vamos a lo que vamos: tres nuevas reseñas de tres de los ‘nosécuántos’ libros que he leído estas últimas semanas.

Casualidad o no, esta vez hablo de tres novelas pertenecientes al género negro (género literario que amo profundamente por encima de todas las cosas) y que me han gustado notablemente. Por cierto, cada vez que me doy cuenta del vicio que tengo con la novela negra, pienso en lo mucho que me gusta y en lo bien que me lo paso leyéndola y se me pasa…

Hace un par de días leí en facebook la mejor definición de novela negra que he visto hasta la fecha:

Los libros de novela negra sirven para desarrollar el humor negro de forma poética”

Ole.

“Mentiras en Venecia” (Andrew Wilson) mentiras_en_Venecia

Novela totalmente desconocida para mí y que me ha sorprendido…para bien. Thriller psicológico que comienza cuando uno de los protagonistas, Adam, una vez finalizados sus estudios en Gran Bretaña y tras un desengaño amoroso, decide cambiar de vida y llega a Venecia dispuesto a trabajar como profesor particular al mismo tiempo que desarrolla su faceta como escritor.

Por avatares del destino, no ejerce como tal si no que acaba trabajando de asistente personal de uno de los escritores más importantes de Italia, Gordon Crace, para quien Adam significará algo más que un simple acompañante que le hace la compra, limpia, gestiona su casa, etc.

Adam, con el paso de los días y tras descubrir indicios más que interesantes del presente y del pasado de Gordon, personaje oscuro y siniestro donde los haya, cae en la cuenta que tiene delante al protagonista de su historia: su propio casero. ¿Quién es y qué esconde Gordon?  ¿Por qué solo escribió una sola novela y, pese al éxito que cosechó, no quiso continuar?

Bien, la historia en sí es interesante. Establece dos escenarios bien diferenciados tanto en el lugar como en el tiempo, Gran Bretaña y Venecia y unos personajes cuyo rol está claro desde el primer momento. No obstante, aún sigo sin entender a qué viene la historia del pasado reciente de Adam, lo trata muy por encima pero sin aclarar nada, más bien todo lo contrario. Si mal no recuerdo lo deja en el aire, a medio camino.

Léetela y me cuentas…

 

“Apuntes de un vendedor de mujeres” (Giorgio Faletti) apuntesdeunvendedordemujeres

La novela negra es, desde el 4 de julio de 2014, un poquito más huérfana.

Lamentablemente Giorgio Faletti falleció ese día a consecuencia de una enfermedad.

Sirva mi humilde reseña de esta y de las demás novelas de este escritor como homenaje. Echaré de menos tu prosa. Muchas gracias por todo, Giorgio Faletti.

Con esta novela, que casualmente terminé de leerla una semana o semana y poco antes de su muerte, Faletti hizo que, definitivamente, me rindiera a sus pies.

“Soy Bravo y no tengo picha”, así comienza esta historia en Milán, cuna del crimen organizado, los conflictos políticos, la prostitución de alto standing, discotecas, cabarés y  los más turbios tejemanejes, donde Bravo, el protagonista de la historia, hace y deshace a su antojo, trafica con mujeres, la vende y es uno de los “personajes” de más renombre de la ciudad. Esta “peculiaridad” física de Bravo marca su personalidad y hasta su profesión:

“Cuando una cuchilla de afeitar me alejó definitivamente de ciertas prácticas, de algún modo alejó también las emociones anexas. El estímulo no. Es estímulo permanece. Para resarcirme de un deseo a veces desgarrador, de un impulso que nunca podrá satisfacerse, he convertido a las mujeres en un instrumento de comunicación con el mundo.”

Hasta que da con Carla, que despierta en él sensaciones y sentimientos que él creía inexistentes hasta el momento. A partir de aquí, Bravo se verá envuelto en una serie de turbios asuntos que, gracias a su audacia y habilidad (‘Sabe más el diablo por viejo que por diablo’, que diría aquel…), logrará sortear (o no), no sin antes ver peligrar su integridad personal y verse perseguido por la policía, el crimen organizado, los servicios secretos y las Brigadas Rojas.

¿Has visto “El Golpe”? Si la respuesta es afirmativa, lee esta novela y verás como hace un guiño a esta película. Si la respuesta es negativa, léete la novela al mismo tiempo que visionas la peli y comprobarás como es cierto lo que digo.

Engancha lo que no está escrito. La recomiendo, no cabe duda.

La prensa italiana la define así: «El más grande de los escritores italianos sigue llamándose Faletti…Os sorprenderá, os dejará sin aliento, os conmoverá» (A. D’Orrico, Corriere della Sera) «Un thriller explosivo pero también sutil, escrito por uno de los nuevos maestros mundiales del género. Una lectura apasionante» (Scott Turow)

 

La tristeza del Samurai (Víctor del Árbol) LA TRISTEZA DEL SAMURAI

¡Bravo! y mil veces ¡bravo! Víctor del Árbol, mi descubrimiento del año. Cómo y de qué manera me enganchó tu novela. Perfecta tu prosa, sí señor.  Enhorabuena y gracias por lo que escribes. Te has convertido, sin quererlo, en uno de mis escritores de cabecera. Ha sido un flechazo, un amor literario a primera vista. Me han hablado fenomenalmente bien de “Respirar por la herida” y “Un millón de gotas”. Las leeré.

Esta en concreto, si bien el nombre no le hace justicia y puede llevar a error pues no toca nada de la temática japonesa ni la de los samuráis, una vez que lees la historia entiendes a la perfección el título. Encaja totalmente.

Se desarrollan varias historias paralelas a lo largo del libro, entre 1941 y el golpe de Estado de 1981, y los escenarios son Extemadura, Barcelona y la Europa de la posguerra. Básicamente son dos mujeres las que llevan el peso del argumento, Isabel Mola y María Bengoechea. El asesinato de la primera en los años 40 y los muchos frentes a los que debe enfrentarse la segunda, posteriormente, en los años 80. Y una familia, la familia Alcaraz, que pagará las consecuencias tanto de unos como de otros, tanto en los años de la posguerra como cuarenta años después.

A priori, puede parecer que ninguna de las historias tiene nada que ver con la otra, pero nada es lo que parece. Es jodidamente sorprendente y te obliga a estar metid@ de lleno en la historia para no perder ripio.

En este caso, hay un amplio abanico de personajes, cada cual con su historia. Todos, absolutamente todos, son importantes para el desenlace de la historia y ninguno es prescindible. La familia Mola (Guillermo, Isabel, Fernando, Andrés), María y Gabriel Bengoechea, Publio, Ramoneda, la familia Alcalá, Lorenzo, Pedro Recasens…

La moraleja de esta novela, los avatares y circunstancias por las que atraviesan sus personajes, es que: La vida duele.

“Algún día, cuando Andrés fuese mayor, tendría que explicarle por qué las cosas habían sucedido de aquel modo, y cómo funcionaban las complejas reglas de los adultos. Trataría de hacerle entender la absurda realidad en la que los sentimientos no valen nada frente a las razones de otra índole. Que el poder, la venganza y el odio son más fuertes que cualquier otra cosa, y que los hombres son capaces de matar a quien aman y de besar a quien odian si ello es necesario para cumplir sus ambiciones. Sí, cuando Andrés se hiciera adulto, debería decirle todo eso.”

El halo de tristeza que te acompaña durante su lectura es tremendo. Un final brutal y apasionante. Léela, no te defraudará. Y si no te gusta, me comprometo a pagarte una caña con una tapa, por las molestias…

 

PD: A mi amigo Vicente, que me habló muy bien de ella, decirte, de perraca a perraco, que ¡¡Gracias por tu recomendación, diste en el clavo!! Cómo me conoces, jodido… 🙂

 

lectura_tattoo

“Quiero ser tu libro que nunca te canses de leer”

Anuncios

Etiquetado:, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

2 pensamientos en “Leo, leo… ¿qué lees? (VI)

  1. […] ya dije a propósito de otro de sus libros, “La tristeza del Samurái”, este escritor ha sido un gran descubrimiento. Y te doy las gracias, Víctor. Ole […]

  2. Pepa 14 julio, 2014 en 9:04 Reply

    Como siempre, muy bien.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: