Leo, leo… ¿qué lees? (II)

“La lectura es para mí algo así como la barandilla en los balcones” (Nuria Espert)

 

“Lo que encontré bajo el sofá” (Eloy Moreno)

lo-que-encontre-bajo-el-sofa-9788467035025

Curiosa la forma en la que di con este autor y con su obra. Un día recibo una notificación a mi móvil de que un tal Eloy Moreno (@Eloy__Moreno) me sigue en Twitter. Cotilleo su perfil, leo que es escritor y ¡pues vale!, lo sigo yo también. Es lo que tiene la pestañica de “Personas que quizás conozcas”, que en función de a quién tú sigues, así te sugiere la aplicación las personas a las que seguir.

Y, oye, qué buena sugerencia ésta. Gracias Twitter, qué majo eres a veces…

Además del libro que me ocupa, este escritor ha escrito otro más (“El bolígrafo de gel verde”) que todavía tengo pendiente.

“Lo que encontré bajo el sofá” es su segunda novela y, sin haber oído y leído nada de este autor, me lancé a él (al libro, que hay que explicarlo todo). Me atrajo la portada, elegante, nada ostentosa y discreta (como ya comenté en la entrada anterior “Leo, leo…¿qué lees? I”, soy jodidamente maniática con las portadas de los libros). Bien ahí por Eloy, me dije.

El libro es ameno y toca temas muy variados: desde el bulling, el desamor, la corrupción o la infidelidad pasando por el maltrato. Y digo “toca” porque no se centra en uno solo. Quizás el tema sobre el que recaiga el 60 % del argumento sea el de la infidelidad. Y ahí está el “pero” de este libro: parte de dos historias diferenciadas (la de Alicia y la de Marta), pero inconexas. La historia de Alicia es ese 60 % del que hablo, pero la de Marta, al igual que la del resto de personajes, está como puesta ahí a la fuerza y sirven al autor para llevar varias historias paralelamente durante todo el libro. Aprovechando los argumentos de estas “historias paralelas” y los temas que trata y que he enumerado al principio de este párrafo, el autor hace una crítica no solo a unos pocos, sino que critica al ser humano en su conjunto:

“Para empezar, soy de la opinión de que todos somos corruptos en nuestra medida, a nuestro nivel, dentro de nuestras posibilidades. Por ejemplo, ¿qué diferencia hay entre uno de vosotros y esa persona que se queja del gobierno pero en su bar tiene a varios camareros trabajando sin contrato, o aquel que lleva el coche al taller pero prefiere ahorrarse los impuestos pagando sin factura, o aquellos que mientras protestan por la corrupción política se jactan de haber engañado a Hacienda en la declaración, o todos los que ahora no pueden pagar la hipoteca pero que llenaron un sobre con dinero negro cuando fueron al notario a comprar la vivienda, o esos manifestantes que, pancarta en mano de «Ladrones, ladrones», llegan a casa y se descargan todo lo que pueden de internet sin pagar un euro…? Ninguna. Cada persona es corrupta en su nivel, cada uno roba dentro de sus posibilidades…”.

En ocasiones, ciertos pasajes del libro me resultan un poco populistas, buscando el aplauso fácil. Pero, ¡ojo!, solo es una percepción mía, lo mismo mañana lo vuelvo a leer y esos pasajes me parecen cojonudos. No lo sé…

El final me dejó fría: un poco flojo y con algunas reacciones de algunos personajes que me chocaron y no entendí. Un poco cogido por los pelos, me pareció.

El texto es estiloso y de amena lectura, con algunas reflexiones interesantes y con una ambientación inmejorable: Toledo. Toledo y sus rincones y las leyendas y fábulas que se describen en el libro y que te trasladan allí, hacen que si no has estado nunca, de repente te entren ganas de ir y, si ya has estado, que quieras volver a visitarlo. Lo mejor del libro, sin duda alguna.

¡Quiero volver a Toledo! y ¡viva Castilla La Mancha! (mi lado manchego, por parte de padre, ha hablado por mí…).

¿Recomiendo este libro? Sí. Fácil, ameno y para toda la familia.

 

“El cielo ha vuelto” (Clara Sánchez)

el-cielo-ha-vuelto-de-clara-sanchez

Premio Planeta 2013. Pues, hombre, no es para hacerte un hoguera con él pero para un premio…pues psé. Huelga decir que para mí, todo aquel que tenga los cojones de escribir un libro y se lance a la aventura de crear una historia a partir de nada y que esa historia (sea del género que sea) llegue al lector, me merece el máximo de mis respetos, pero tanto como para un premio de esta índole, noséyoquédecirteeeeeee…

O yo tengo un criterio de dudosa procedencia y mis gustos son una mierda pinchada en un palo, o los premios estos tienen el listón muy bajo.

A ver, al ser la primera novela que leo de esta escritora, no puedo afirmar que sea ésta mejor o peor que otras de su bibliografía. Que el libro no es malo, que los hay peores y bla, bla, bla…, pero este en concreto es regulero, muy regulero. Tuve la sensación de estar leyéndome el Cosmopolitan, la revista Elle o la de Ana Rosa Quintana (por darle un toque cañí a la comparativa) en la sección de “¡Cuéntanos tu caso! Tenemos un equipo de psicólogos, sexólogos y expertos tarotistas de Massachusetts dispuestos a ayudarte”.

Habla del mundo de la moda, sus tópicos, de cómo la protagonista, Patricia, sobrelleva una vida aparentemente idílica pero que en realidad no lo es y cómo decide romper con lo estereotipado anteponiendo su felicidad a la de los demás, todo esto con toques esotéricos (aparece una medium que, junto con la protagonista, son los dos ejes sobre los que gira el argumento) que te llevan a un final raro e inconcluso que poco encaja en esta historia.

Creo que no lo volvería a leer. “Querida abuela…tu Susi” de la Colección de ‘El Barco de Vapor’ me gustó mil veces más que este libro.84-348-2082-X_g

 

Perdóname, Clara Sánchez, no es nada personal pero esperaba algo más de una “premio Planeta”. Sin acritud. Por cierto, ¡enhorabuena por la portada! En eso he de alabarte el gusto. Bien ahí.

 

“Adivina quién soy” (Megan Maxwell)

adivina-quien-soy

La primera parte que continúa en junio con una segunda. Creo que la leeré, no porque me haya gustado demasiado, sino por la curiosidad del ‘qué pasará’ (aunque me lo puedo imaginar). Y digo ‘creo’ porque la historia es predecible, tipiquísima y topiquísima, que entremezcla con algunos toques (muy pocos) de humor, amor (¡Ooohh! ¡Qué pastelada!), sexo, música (el título de cada capítulo es el de alguna canción que hace referencia a lo que sucede en dicho capítulo) y que entretienen (tampoco mucho más).

No destaca por nada en concreto.

Está escrito en primera persona: la narradora es Yanira, la prota de la historia. Muy al estilo de “Cincuenta Sombras de Grey”, pero en moñas (más todavía si cabe).

Si lees la sinopsis, te lo venden como una novela ambientada en los locales de intercambios de parejas pero esto solo dura los primeros capítulos, después de esto, la historia va por otros derroteros más de novela romántica de toda la vida.

Y, aunque está catalogada como “novela erótica”, tiene de erótica lo que yo de monja de clausura. Sí hay pinceladas en las que describe alguna que otra escena subida de tono y los polvazos que la protagonista se mete entre pecho y espalda, que no llevan el peso de la historia, pero poco más.

Muy culebronesco todo.

No conocía a su autora y no he leído nada de su trilogía anterior, por lo que no sé por qué derroteros va la prosa de esta mujer, pero lo que sí he de apostillar es que me ha dado la impresión que ha querido emular a  E. L. James y sus “Cincuenta Sombras”, pero se ha quedado en el intento.

De fácil y rápida lectura. A quien le guste la novela ‘romanticona’, este libro puede que le guste, pero a quien no, entre l@s que me incluyo, lo leerá por entretenimiento (sopena que no tenga entre manos algo mejor)…o no.

En cuanto a la portada, correcta. Le sobra ese floripondo con forma de alcachofa ‘despeluchá’ en amarillo fluorescente.

 

Por cierto, ¿he dicho ya que soy hiper-ultra-requete fan de la novela policíaca y del género negro en general y que estos tres libros de policíacos no tienen nada en absoluto pero que no está de más leer otros géneros para corroborar que donde esté un asesinato o asesinatos y una investigación policiaca y judicial detrás y/o un thriller con sus sustos, su suspense y su todo, que se quite lo demás?

Arte callejero

 

Buenas noches.

Anuncios

Etiquetado:, , , , , , , , , , ,

4 pensamientos en “Leo, leo… ¿qué lees? (II)

  1. Pepa 7 mayo, 2014 en 9:44 Reply

    Joder, pero ¡qué bien escribes! Me hincho como un pavo (orgullo de madre)….

    • LauraSC 7 mayo, 2014 en 16:48 Reply

      No esperaba menos de ti… ❤️
      Grrraaaciiiaaasss!!

  2. Eloy Moreno 6 mayo, 2014 en 8:20 Reply

    Muchas gracias por la reseña!
    Me alegro de que te haya gustado el libro y, sobre todo, me alegro de que te hayas enamorado de Toledo :))

    Un abrazo!
    Eloy.

    • LauraSC 6 mayo, 2014 en 17:03 Reply

      ¡Qué sorpresa que el propio autor de un libro que he leído me conteste! No tienes que darme las gracias, escribo por gusto y porque me relaja y en mis ratos libres escribo de lo que humildemente sé y lo mejor que puedo, siempre con la mejor de las intenciones. En todo caso ¡gracias a ti por escribir este libro! ¡Qué pena vivir tan lejos de Toledo y perderme la ruta turística que hicisteis días atrás y de la que estuve informada, cómo no, en twitter! Te animo a que nos vuelvas a deleitar con alguna nueva obra tuya. Pronto pillaré tu “bolígrafo de gel verde” a ver qué tal…
      Un verdadero placer saludarte, aunque sea virtualmente. Nos seguimos leyendo… 🙂

      ¡Saludos desde Cartagena!

      Laura.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: